martes, 23 de octubre de 2012

Llovía a cántaros en Teruel

Y como llovía tanto decidimos no movernos de la Fonda del Tozal. Despúes que Urumo cogiera el autobús a Valencia y cuando Amparo y Jesús acompañaron a Clara a la Estación de autobuses y nos despedimos, eché cuenta del tiempo transcurrido sentado en la misma silla : cinco horas y treinta minutos que se me pasaron volando en tan buena compañía.



4 comentarios:

clara dijo...

Nos lo pasamos tan bien, tan buen rato, como buenos son tus dibujos. ¡Tela!.

URUMO dijo...

Si los retratos logrados me asombran, ¡que decir con tres manchas!...
Gran día, tocayo.

amparo dijo...

Sí, ambiente y compañia y dibujo. No exagero, os lo juro, si digo que ¡QUIERO REPETIR!

Marisa O. dijo...

Envidia sana, felicitades a todos !