jueves, 11 de octubre de 2012

Como un monumento al artista



Esta escultura de Curro González, se encuentra en los jardines del Monasterio de la Cartuja (sede del Centro Andaluz de Arte Contemporáneo) y siempre me ha hecho mucha gracia... Como su propio nombre indica, es "como un monumento al artista", un artista que hace de todo para subir la escalera de la fama. Pero, en realidad, más que un monumento al artista es un monumento a los espectadores, que al pasar junto a la estatua hacen sonar una fanfarria con aplausos, sorprendiéndose de ser, de repente, los protagonistas.
En realidad lo que más me gusta es, además de la ironía que desprende la obra, que hace que verla se convierta en todo un juego... En fin, una obra para la reflexión de esa cosa que llaman "arte" y una de las estatuas más divertidas de Sevilla (desde luego más divertida que esa estatua horrorosa de Juan Pablo II que han puesto en la Plaza del Triunfo).
Y, para el que no lo haya observado... Sí, efectivamente lo que está pisando es justo lo que parece... ;)

5 comentarios:

URUMO dijo...

Éste si que es polifacético, que se le ve la faceta de humor ¡qué bueno Aurora!

Manuel J. Blanco dijo...

Promete que me llevarás a ver la estatua!!!

Aurora Villaviejas dijo...

Gracias Urumo! A mi me hace mucha gracia.
Manu, pasamos juntos pa que suenen los aplausos, que pa eso somos grandes!!... ;)

clara dijo...

No me llevaste a verla...tendré que volver. Buen homenaje al arte. Buen dibujo, desde aquí te aplaudo...¿te llegan?...

Aurora Villaviejas dijo...

Si que me llega algo... Gracias!
Y, sobre lo de llevarte, estaré encantada cuando vuelvas...