lunes, 14 de diciembre de 2009

Pendientes por un tubo

Me ha dado tanta envidia la pintura ultrarrápida de Xuan, que he dejado en la mesilla los pendientes que me voy a poner mañana para no perder ni un minuto preparando el pincel y la acuarela. No es carmesí de alizarina, pero confío en que dos pinceladas de cadmio puedan también construir un barco.


6 comentarios:

clara dijo...

Geniales¡. Tan maravillosos y originales, como tú

Marisol dijo...

Que cositas tan originales.

ana frazão dijo...

Helena, daqui a um tempo queremos um livro com tus piendentes , começa a dibujá-los. Nada de fotos: DIBUJOS!!!!!!!!

Rubén dijo...

El pincel capado...

Anónimo dijo...

O pincel faz um brinco muito chique. Ficava a matar num cabelo apanhado e da cor dos pelos do pincel.

Galeota

enrique dijo...

Maravilloso