domingo, 15 de julio de 2012

IV cuaderno Choniskine, en curso

Se me acumula el material y a partir del martes voy a colgar en el ordenador el cartel de "cerrado por vacaciones". Así que voy a subir el cuaderno del curso. Accidentado cuaderno que estuvo perdido-abandonado un día entero. Esta vez ha sido el curso en el que menos he dibujado, y menos me he podido concentrar en el dibujo. Me desquité un poco con la programación post-curso: La Zaragozana y El PLata. Me vino bien esa convivencia final con los últimos "devuelteños", a pesar de suponerme una semana de recuperación. Me quedé agotada y con una sensación de no saber qué fenómeno natural o paranormal había acontecido a mi alrededor que me había dejado en un estado muy difícil de definir; raro. Ahora ya me reconozco al verme en el espejo, y al dibujar me vienen a la cabeza enseñanzas que no alcanzo a aplicar, pero espero que esté un tiempo escupiendo: perspectivas precisas, composiciones intencionadas, enmarcaciones sugerentes, segundos planos definidos, contrastes de vacíos y llenos, texturas gráficas armoniosas, ... hasta que dé con mi nueva manera de dibujar, porque después de las anteriores experiencias ya contamos con que tarde o temprano de todo esto algo se pega y va dejando poso en cada uno.










 Mi idea era haber montado las imágenes en un continuum, pero no estoy para tanto jaleo.

6 comentarios:

ana frazão dijo...

Me encantan tus colores y la dinámica de tus dibujos

URUMO dijo...

¡Qué envidia de color!

luismi dijo...

Clara me parecen fantásticos estos dibujos, que expresión que colores.
Captas sensaciones a la velocidad de la luz.
Me gustan mucho la verdad.Son espectaculares

Aurora Villaviejas dijo...

Menos mal que te desquitaste... ;)

Patrizia Torres dijo...

Y tanto, qué colorido tan frenético...

Rincón dijo...

Una muestra magistral