miércoles, 5 de octubre de 2011

Casi me pilla en oscuro

Comienzo de actividades extraescolares para niños y padres. Este año sólo toca conservatorio de música y natación.
Así que una ya tiene tiempos muertos para dibujar callejeando.

Aquí, a la orilla del Ebro disfrutando de una estupenda tarde de verano en octubre. Anochece cada vez más pronto y más rápido, casi lo empecé con sol radiante y sin darme cuenta ya oscurecía. ¡Bien!, en nada ... tardes de nocturnos.

2 comentarios:

josé maría dijo...

Bonito perro gigante y fantasmal que se asoma para ver el movimiento de la ciudad.

clara dijo...

Eres de los míos... que ven lo que no deben¡¡¡. A ver si ves: el hombre del bigote, la mujer asustada debajo del puente y el narigudo y las hadas voladoras en las ramas de los árboles.