miércoles, 7 de octubre de 2009

michel longuet


Mi amigo Michel Longuet tiene una gran colección de cuadernos dibujados. La última vez que estuve en Paris con él fuimos a la tienda donde los compra porque me dio por comprarme uno, pero el papel me pareció horroroso y pasé. Es increíble cómo logra trabajar en él, dejando páginas en blanco para que la tinta traspase sin estropear el dibujo siguiente, con una estilográfica.
Qienes sepáis francés podréis disfrutar de su peculiar humor. Aviso: esta página os puede hacer perder una cantidad bestial de horas.

4 comentarios:

Rubén dijo...

Oye Enrique, vaya pedazo de blog que está saliendo de estos locos de los cuadernos. Hay un frenesí o disloque tremendo. No sé donde carayo va a acabar todo esto. Es posible que algunos en la UCI, otros en psiquiatría, alguno se perderá en algún viaje y no sabrá volver... ya veremos.

enrique dijo...

Pues si que está quedando majo, si.

Helena dijo...

¡Madre mía! ¡Lo que faltaba, tirar del hilo!
Y luego se me ríen cuando digo que no es que no quiera trabajar, que es que no tengo tiempo.

Manuel Martínez dijo...

Pintaza la página de este señor. A Favoritos y a devorarla, es una formula maravillosa de perder el tiempo.