viernes, 9 de octubre de 2009

estoy que me dibujo encima y esculpo por la calle

A Antonia, y a todos los demás. Sorpresas no me quedan muchas más, sí que os aviso (y esto puede descender el número de matrículas en un supuesto próximo Curso, asumo el riesgo) es que el estado habitual de mi cerebro es estar en continuo funcionamiento del lado Derecho, y como ya hemos visto esto produce una serie de patologías graves, como es: la incontinencia y te lo vas dibujando encima. Mi caso; agudo, me provoca una intranquilidad tal, que me reseco y tengo la mala costumbre de esculpir por la calle. Se que eso no se debe hacer. Que es muy peligroso porque puede ser altamente contagioso, foco de infecciones y puede acabar provocando un encuentro de enfermos del esculpir sobre cualquier cosa y de cualquier manera. Lo bueno es que no gasto, ni contamino, porque es tal mi necesidad, que utilizo todo lo que veo para esculpir encima. Muestro mi extrema patología, más reciente






5 comentarios:

Agnes Daroca dijo...

esto no lo sabía yo!!
qué bónícó tó!!! (te lo digo en idioma Alcañizamaño)
;D

Manuel Martínez dijo...

¡Pero qué gran idea, esculpir por la calle! ¡Están geniales!. Dibujando y esculpiendo al mismo tiempo, como el hombre orquesta, pero en plan plástico.
De verdad muy bueno.

Un saludo.

Alejandro dijo...

Pero no te han dicho nunca de pequeña que no esculpas por la calle??
menos mal que no les hicistes caso!
genial!!

antonia dijo...

Esculpe, esculpe que es mejor no dejarlo dentro.
Requetebonito.

Juan C. Martinez dijo...

fantástico Clara