miércoles, 4 de noviembre de 2009

Ceci n'est pas une cafetière

Esto no es una cafetera, es un pretexto. Como no estoy segura de que sea lícito colgar en el blog muchas de las cosas que hago y que me gustaría enseñaros, he pensado dibujarlas primero para tener asegurado el sello de "admitido".


 Como me ocurre a menudo, buscando algo que no encontré di con este bloc de dibujo en el que hace diez años recorté una plantilla para construir con estaño un libro-cafetera.  



        










Marinetti, en 1912, con el objetivo de acabar con las fórmulas convencionales de la literatura y el arte, firmó un manifiesto con el que pretendía liberar las palabras de la esclavitud de la sintaxis latina. Pero utilizó para elaborar el manifiesto la gramática y la sintaxis tradicional.

La cafetera italiana me parecía el mejor formato para llevar a cabo el experimento de transformar el Manifiesto técnico de la literatura futurista en un auténtico texto futurista, aplicando a la escritura su propia teoría.
























La cafetera ha filtrado el texto, dejando pasar sólo aquellos elementos que, según Marinetti, pueden utilizarse, y posando en la base todo lo que es despreciado. 

 












El resultado es un sabroso y auténtico café futurista exento de sintaxis latina, de adjetivos, de adverbios y de todo tipo de elementos gramaticales indeseables.

12 comentarios:

marisol dijo...

Hola Helena, ese chisme tiene mucho mérito, no has indicado las horas invertidas en su realización, pero habrán sido muchas. La virgen!!!! La madre del amor hermoso!!! se me ocurren más exclamaciones populares.

Yo puedo hacerte un corte de cabello o confeccionarte un vestido pero a tu lao no pinto na de na, ese aparato es tecnología avanzada jeje.

Agnes Daroca dijo...

ummm...
me ha apetecido un cafecito futurista...
me encanta!

Rubén dijo...

Si no lo veo no lo creo.

clara dijo...

¡Esto sí que es un café ilustrado!. A partir de ahora tu nombre no es con H, es con V: Velena, Hervir, Servir y ViVir se escriben con V.

enrique dijo...

Viva Marinetti, fu-turista del pasado

ana frazão dijo...

estou sem palavras,......acho que tenho que tomar um café para absorver algumas e poder dizer como a Helena me surpreende

Juan C. Martinez dijo...

Helena y luego dices que yo con cuatro rayas...
Pues yo por llevar la contraria digo: ¡Viva la sintaxis latina!, ¿vivan las caenas!.

Javier de Blas dijo...

Es un libro contra el imsomnio. ¿O a favor? No sé.

antonia dijo...

Estupenda cfetera palabrera

Morty Malriv dijo...

¿Para cuando los pendientes-cafeteras-libros?

OROSIA dijo...

oye Elena! está genial!! jaja, mencanta

Silaspizarrashablasen dijo...

jajaj cest ne pas une pipe ;) (no se donde van los apostrofes... no se frances... :( )

yeah! y pensar que yohe tenido este maravilloso objeto en mis manos!! ^^