martes, 21 de septiembre de 2010

fiestas de Urretxu


Un par de dibujos realizadon en fiestas de Urretxu, mientras veíamos el arrastre de piedra (dos bueyes tirando de una piedra de 1.000 kg). Después de lo de Zaragoza es que ya me pongo a dibujar en cualquier sitio, y si no me pongo es porque me aguanto las ganas.
Cogí el pincel, (pentel pocket brush) y me sentí más libre, tenía ganas de probar ésta técnica después de ver el trabajo de mi compañero Miguel Herranz Freekhand.
Pentel brush+moleskine

8 comentarios:

Morty Malriv dijo...

¡¡¡Anda!!! Qué cosas... mi mejor amiga (a la que presenté en sociedad en la casa de Helena pero que no se atreve a dibujar porque dice la tonta que no le sale) es de Urretxu... Se alegrará mucho de saber que su queridísimo pueblo está dibujado en un cuaderno, jejejeje.

josu maroto dijo...

Bueno le comentas que yo tambien soy de Urretxu,que seguramente hasta nos conocemos.

clara dijo...

Va a resultar que el mundo es un cuaderno¡

freekhand dijo...

No te aguantes las ganas, que es muy malo para la salud! :D

AnA dijo...

Josu, muy, pero que muy japonizante...¿ No decía Jorge lo de usar el pincel como una pluma y la pluma cómo un pincel, era algo así, no ???..pues te has aprendido la lección.

Morty, dale muchos muxus a Haizea y que se atreva!!!

arranz dijo...

Tú lo has dicho, Ana, ese intercambio de instrumentos, que no de actitud, es muy recomendable para sorprenderse uno mismo de los resultados y esta es una de las claves para avanzar y progresar, como dicen los vascos ¡beti aurrera! (siempre adelante)

arranz dijo...

Tú lo has dicho, Ana, ese intercambio de instrumentos, que no de actitud, es muy recomendable para sorprenderse uno mismo de los resultados y esta es una de las claves para avanzar y progresar, como dicen los vascos ¡beti aurrera! (siempre adelante)

Helena dijo...

Me gusta mucho, Josu, el resultado de tu experimento.
Muy bueno, Marta Morty, lo de que el mundo es un cuaderno (y Urretxu, por lo visto, una página muy habitada)... Dile a tu gótica amiga que se atreva (te autorizo a enseñarle mis dibujos como método para convencerla de que no pasa nada).