martes, 7 de noviembre de 2017

Modelo en la Escuela

El sábado estuvimos dibujando desnudo en el taller de Rosa, y comentaba que a mí por inercia el dibujar modelo del natural me pide formato grande, pero esta semana tocaba en la Escuela con los alumnos y aunque es de las pocas veces que dibujo en el aula, no me parece del todo correcto ponerme a dibujar en grande y a mi bola porque me olvidaría de ellos, así que me he obligado a dibujar desnudo en cuaderno, y  agravando mi incomodidad, en el cuaderno más pequeño que llevo ahora entre manos. Así discreto, con posibilidad de interrumpir, o abreviar el tiempo de posado.
 ¡Lo que me cuesta!:  entre la poca luz del aula, la presbicia, un ojo en la modelo y el otro en los alumnos y el reloj, con las pinturas excesivamente blandas para el papel y sobre todo, excesivamente romas las puntas... algo aprenderé... Me falta atarme la mano o dibujar con la izquierda. 










Aunque con los ejercicios de movimiento ya he tenido bastante para sufrir, ver lo poco que controlo y  los "churros" que hago. Me consuela pensar que lo importante es aprender, para algo me servirá. Empezando para saber lo que sufren mis alumnos y darme cuenta lo listos y buenos que son. 

2 comentarios:

Gregorio reales chiné dijo...

Me quedo alucinado. ¡qué bonitos y que expresivos!.

Rosa Álvarez dijo...

A ti no hay nada que se te resista Clara. No importa el tamaño... como se suele decir.
Que viva el estudio de la figura humana. Que viva el desnudo del natural que tanto nos alimentan...el alma.