viernes, 25 de enero de 2013

Dibujando historias

He dibujado mas cosas que el Circo Raluy estos días  pero ha sido aquí donde he pasado últimamente mejores ratos dibujando. Siempre he estado en compañía, un día con David, otro día con Silvia y el ultimo día con Lapin y Sagar en una jornada en la que hacia mucho frio, el cielo amenazaba lluvia y a pesar del rato que estuvimos dibujando, esta no llego a caer.
El circo ha desmontado la lona, ha enganchado sus caravanas vintage a sus camiones de otros tiempos y ha desaparecido del lugar que ocupaba junto al puerto de Barcelona.
En estos días dibujando he hablado con mucha gente del circo que se acercaba a mirar, me guardo una interesante conversación con uno de los propietarios, que me enseño un libro que ha realizado de la historia de su familia y la creación de este circo.
El libro lo tenia fotocopiado y encuadernado, lo había escrito con una vieja Olivetti, dejando espacios en blanco para incluir ilustraciones hechas por el y fotografías, auténticos recuerdos de su familia y de tiempos pasados, me las mostraba con una nostalgia que invadía sus ojos, fotos de sus padres, el hombre bala y la mujer bala, entre las fotos algunas de la época de la ocupación nazi, con el ejercito alemán desfilando por las calles y ellos con su antiguo circo al lado montado.
Me propuso que mi dibujo acabado despidiera el ultimo capitulo de su historia circense, la historia de una familia dedicada en cuerpo y alma al circo. Solo veía un problema, el tiempo, tendría que volver a picar todo el libro al ordenador, escanear las viejas fotos y mezclarlas en algún programa de esos de diseño para que quedara un libro como decia el, bien parido, y a eso el no estaba habituado, demasiado moderno eso del ordenador para alguien tan acostumbrado a rodearse de lo mas "retro".
De momento ya le he enviado la imagen, pero dudo que haya un libro tan bien parido como el que puso en mis manos.






7 comentarios:

eiriarte dijo...

Solo puedo decir: que bonito..

clara dijo...

En los dibujos cuentas historias, hay alma de viajero y aventurero. Hay paso del tiempo, nostalgia y reto avanzndo en el siguiente destino. Son unos dibujos con el aúrea de la imagen que tengo del circo, de los payasos. Un espectáculo embriagador que baila entre lo inquietante y lo esperable, lo familiar y lo fantástico. Algo de esa mueca del payaso que te hace reir, soñar, pero también recordar la infancia con un tono melancólico, pero riéndote feliz de la vida.

Shiembcn dijo...

Gracias Edurne.
Clara, despues de todo lo que has dicho, que voy a decir, sabes que de alguna manera formas parte de la mochila de este viajero, un beso.

URUMO dijo...

"Sonriendo os haremos reir…
Emocionados haremos que te conmuevas…
Desafiando nuestros miedos haremos que te asustes…
Engañando a tus ojos te haremos creer que todo es posible…
El circo era el mejor de los espectáculos…
¡El “RALUY” es el circo de antaño!"

Así se presentan y Shiembcn lo dibuja. ¡Qué bonito! yo también.

Morty Malriv dijo...

Ay, que historia más bonita... Y los dibujos más todavía.

Rincón dijo...

Tu periplo circense en torno al Raluy lo has cerrado con broche de oro. La historia conmovedora y tus dibujos geniales con ese toque un poco "sepia" y añejo que tanto se acerca a la visión del circo que tenemos muchos.
¡Que gran trabajo!

shiembcn dijo...

Urumo, Morty, Rincon, gracias por vuestros comentarios. La verdad es que no conocía este circo mas que de oídas, el año pasado coincidí con el en Andorra, pero se me escapo y me hablaron muy bien de el.
Este año realmente lo he disfrutado como se merece, me gustaría el próximo fuera el Circo del Sol en plenos ensayos.