lunes, 20 de abril de 2015

El Aaiún



10.03.2015
Charo Escobar es arquitecta y está haciendo aquí varios proyectos. Es también la responsable de nuestra acogida en los campamentos. A mi colega el artista mexicano Javier Arango, A Shabu y a mí.  Nos lleva a visitar la escuela de mujeres, donde se dan clases de cerámica, textil y otras muchas cosas. Me llaman la atención algunos edificios próximos, como la escuela para discapacitados visuales. Tan plana, blanca y cerrada y con ese frontón en la entrada. Y el corral de cabras circundando una palmera (¿qué tal para la palmera?)
También nos lleva a ver un matadero proyecto suyo, donde tiene que revisar algunas cosas. Por el camino vemos las que fueron cárceles para soldados marroquíes en la guerra con el Frente Polisario. Los soldados marroquíes construyeron sus propias celdas de adobe, con acogedoras cúpulas.
El Aaiún es la capital de las wilayas. Charo nos cuenta que su capa freática es alta por lo que se está encontrando agua y creando huertos familiares y colectivos. Vamos hacia una loma desde la que se divisa toda la wilaya y se aprecian las distintas dairas por la cierta separación que se mantiene entre unas y otras. De camino paramos en el cementerio. Esa sencillez y la composición de las tumbas, las piedras y la tierra, me calan dentro.
Viajero en Tindouf/El Aaiún









3 comentarios:

clara dijo...

Cada vez más ...de cuento. Gracias y sigue bien tu viaje

Javier de Blas dijo...

<3

Mónica Petrillo dijo...

Maravilloso!