domingo, 12 de enero de 2014

Otro poquito de Italia

Florencia es espectacular pero me quedé impresionada cuando, casi sin esperarlo , en una plaza relativamente pequeña para lo que hay dentro, nos topamos con Il Duomo.

Por mucho que veas monumentos en imágenes y creas que no te vas a sorprender, cuando estás "in situ" la impresión es totalmente distinta y se te ponen los pelos de punta, al menos a mí.

-->
Mientras la dibujaba, sentada en un banco de la plaza, un espontáneo y amable florentino me contó toda la historia de su construcción, de la cúpula, de la plaza, del batisterio que hay delante, de las puertas del paraiso, de los niños abandonados que se apellidan "inocenti",de Dante, de Petrarca,...(soy lenta dibujando, jaja).

Fué una inmersión, en estéreo, a través de todos los sentidos, ¡qué gozada! (que culminó con la ingesta de un trozo de pizza y un vasito de vino, para completar el gusto).


Después de pasear por mil rincones llegamos al Ponte Vecchio, lleno de puestos que en la época medieval servían para verder carne, pescado y artesanía y que hoy exponen seda y oro. 

Anochece pronto, pues es diciembre, y cerrados los puestos me parecen más bonitos, guardan el aspecto antiguo de casetas de madera con grandes bisagras metálicas en los cierres. Así sí parecen medievales.


 Un músico callejero se sitúa en medio del puente y ameniza la noche, no me puedo resistir a dibujarlo, a pesar del frío.


Por último, dejamos el puente. Me encanta su aspecto exterior, parece que esté hecho a parches.

Este último dibujo lo acabo de colorear después porque ya tengo los huesos calados.













4 comentarios:

Marisa Ortún dijo...

Un placer acompañarte en el paseo. Magníficos dibujos, gracias !!

clara dijo...

Me has recuperado la memoria, aunque mi sensación térmica era de un calor agobiante en el que se agradecía que llegara la noche y te acercaras al río a buscar un aire más fresco mientras te comías un sabroso helado italiano.
Será por eso que no dibujé el puente. Un gusto ver el tuyo.

Fernando Abadia dijo...

Me siento como si estuviera allí. Gracias

Patrizia Torres dijo...

Jo Celia, qué maravilla de dibujos !