martes, 22 de octubre de 2013

Videojuego veraniego

Buenas! Como hacía ya tiempo de mi último post, os traigo una de mis frikadas de cuadernos raros.

Aprovechando que, por una vez, este agosto no tenía curro pendiente para septiembre y que, después de viajar todo lo viajable en julio, tenía plan de tranquileo en la playa, este verano eché la Xbox junto con el bañador y aproveché para jugar el último Tomb Raider, que todavía no había sacado del plástico: un relanzamiento bastante decente de los orígenes del personaje. Y, porque la afición a los videojuegos no basta, me hice un diario del paseo por la isla aprovechando que un Laloran que tenía por ahí desaprovechado. El tema tiene su gracia porque, aparte de dibujar, se practica encajar páginas y contar la película. Aquí van unas cuantas páginas sueltas.








4 comentarios:

Fernando Abadia dijo...

Sólo un número: 10
Guapísimo

AnAis dijo...

Cómo mola la que huye aterrrada del ataque del avión!! jejeje
Muy buenos, Cris

clara dijo...

Un verdadero cuaderno de viaje y aventuras virtuales, aunque no me cuesta imaginarte protagonista de todas ellas. Bien dibujado y bien contado
¿Tánger?

Cristina Urdiales dijo...

Gracias a todos! La mitad de la gracia de los videojuegos últimamente es dibujarlos :)

Clara, me temo que me pierdo Tánger, mucho lío en el trabajo estos tiempos. Lo que si quiero intentar como sea es la quedada de Madrid, que pedazo de idea has tenido. A ver si sale!