martes, 22 de abril de 2014

El Paso, los pies y la huella




El Sepulcro y la cofradía de la Sangre de Cristo de Ayora, a la que mis hijos pertenecen.
El retoque anual a la acuarela de los desconchones en el esmalte del Cristo.
Necesita una restauración seria el pobrecito mío...
Empecé hace años por los pies y ahora tiene taras en manos, brazos y rodillas.
Procesiono como un figurante, un extra del viernes, del Viernes Santo.
Porque no se pierda la huella de los ancestros de mis hijos, los cofrades;
por línea materna, los ayorinos.


9 comentarios:

Carlos dijo...

Espero que algún día puedas venir a plasmar con tus colores la Semana Santa Marinera. Ojala!!

Sergio DS dijo...

Maestro al pincel, antes y después.
Un abrazo.

clara dijo...

Le das a todo. A Dios rogando y con el pincel dando... Tienes el cielo asegurado.

Juan Calderón dijo...

Conservar las tradiciones, todas, es obligación moral de los que respetan el legado transmitido. Si dejamos que se pierdan, nuestros descendientes podrán juzgarnos por ello.
Mi enhorabuena por duplicado, por la participación y por el dibujo.
Saludos.

clara dijo...

Como tradición, vale...pero como manifestación de la religiosidad actual...No, por favor.
Fijáos en lo cercano de estos ritos a la mística Medieval. Más allá: del barroco, de la época de la Inquisición. Me quedo con el mensaje de Vida y Resurrección. En la mayoría de los sitios la Semana Santa se acaba en la Pasión y muerte. Y por algo se celebra en primavera, digo yo ...

Fernando Abadia dijo...

Buenísmo Urumo. Y no sólo lo digo por el dibujo.

Inmaculada dijo...

Muy bonitos y sobre todo muy tuyos.

Mikel Bergara Jauregi dijo...

Que grande!

Antonio MAESTRO MAGAZ dijo...

Hala..., hala... todo el ordenador lleno de incienso ¡¡¡¡
Si es que me llega hasta el olor.