sábado, 25 de abril de 2015

Visita con cuscus, Carrefour y Michelin


14/03/2015
Salma nos invita a comer. Es la amiga de Shabu que retraté en Smara, su wilaya. La de la izquierda en el link. Una chica con buen sentido del humor. Tengo la oportunidad de asistir a la preparación del cous-cous. La madre y amigas y familiares cantan mientras lo trabajan. Me explican algunas cosas. Las cribas y otras cosas que no retengo, porque estoy centrado en el encaje de la escena. Y es que me parece preciosa. Allí, en un pasillo que han convertido en una capillita del arte culinario. Del mejor. Del tradicional.
Yo no lo como porque no me va muy bien el gluten. Pero me ha encantado el proceso.
La siesta es digital. Mientras Salma mima a su hermanito, las chicas están a su whatsapp y yo, después de anotar el momento, aprovecho también para trabajar la parte digital de este proyecto.
A Fati la retraté también en Smara. Ahora acaba de llegar a casa de Salma y me dice, con razón, que no se reconoce en aquel retrato. Así que lo intentamos de nuevo, con serenidad. Le hago una foto posterior para mostrarle que esta vez, sí. Pero no os la enseño porque no quiero que nadie “revalide” el dibujo a partir de la foto. Me hace sentir que lo disminuyo de categoría.
Paseamos un rato al encuentro de otro par de tiendas curiosas. El Carrefour y el Michelin de Smara.






5 comentarios:

Ginebra dijo...

No tenía ni idea de que en Smara había un carrefour y una tienda Michelín, bueno que la gente esté abastecida de productos allí siempre es motivo de celebración, supongo.
Preciosas acuarelas.
Saludos

Javier de Blas dijo...

Bueno, tanto como eso... Al parecer son tiendas independientes a las que les ponen esos logos por prestigio. Yo también aluciné viendo la versión "Campamentos" de esas marcas, así, tan a su aire... Pero la explicación posterior me poareció más verosímil. :)

clara dijo...

qué bien trazados. Esa gráfica publicitaria tan bien traida es muy testimonial. Me gustan mucho las gamas de tus dibujos. En caras y estampados se asoma Matisse.

Javier de Blas dijo...

Ya me gusta Matisse, ya... Y su forma de interpretar el adorno y el arabesco.

Mónica Petrillo dijo...

Todo un hallazgo! este blog va de maravillas, me abre los ojos y puedo sentir que estoy allí...