miércoles, 13 de abril de 2011

Unamuno y la recuperación de su memoria gráfica

Uno de los aspectos que más me seduce del cuaderno es que no es exclusivo de artistas, arquitectos, enseñantes... sino que es un soporte que acoge el trabajo, o el ocio de muchas personas. Espacio íntimo, de recreo o de investigación. Objeto cercano y deseado en el que atesoramos momentos para preservar. Ahí quedarán de testimonio y testigo para los que vengan detrás.
Hace días que quería acercaros la noticia del hallazgo de los cuadernos de Unamuno un humanista e intelectual que siempre he admirado. La recuperación de sus cuadernos parece un juego del destino, reivindicación de otras recuperaciones necesarias.



Me encanta la línea audaz y precisa de sus dibujos, acorde a la de su pluma.
Me hace gracia como en la primera lámina aparece un personaje que bien pudiera ser el filósofo que tengo en casa. No cuadra en el tiempo.

2 comentarios:

Joaquín Aragón dijo...

Mecachis,la expo acabó el domingo 10 y se me pasó.
Buena anotación al cuaderno Clara.

clara dijo...

Joaquín no te preocupes, va a ser itinerante (con suerte irá a Valladolid) y con el hallazgo creo que la van a ampliar.