martes, 5 de abril de 2011

Oigo pasos


       Una de las pocas calles de Valladolid que parecen de un pueblo, por eso me gusta.
        La calle Santo Domingo de Guzmán de camino hacia la Biblioteca de Castilla y León.

4 comentarios:

Juan Mª dijo...

precioso juego de paredes y cielos

Javier de Blas dijo...

Qué dibu más chulo!

Helena dijo...

Creo que yo también oigo pasos. Qué silencio hay en ese dibujo.

clara dijo...

Yo oigo tacones lejanos... Inquietante