miércoles, 24 de noviembre de 2010

Caldetas, interior

De nuevo apuntes de Caldetas, pero estos son de calles interiores que no dan al mar. En los pueblos de la costa hace relativamente pocos años que se vive de cara al mar. La vida cotidiana se realizaba "hacia el interior", los que salían a pescar lo hacían temprano y volvían con el pescado para vender a los mercados, pero tenían su actividad en tierra, huertos o diferentes trabajos artesanales. Caldetas cuenta además con su atractivo de pueblo balneario y la mezcla de veraneantes producía un collage de modas y clases sociales. Estas vistas son del interior,  corresponden a casas señoriales que en su día conocieron esplendor y ahora aguantan los achaques como pueden, pero mantienen su presencia y elegancia. No son casas que miran al mar ni están en el paseo, pero quizá su imagen sea más evocadora ya que disponen de jardines ocultos y privados que se dejan ver de lejos pero que no son accesibles públicamente.
Casas de otro siglo, donde el paso del tiempo lejos de ser un defecto se convierte en atractivo.



3 comentarios:

clara dijo...

¡Buen reportaje!,

gemma dijo...

Me gusta lo radiante que resulta este último apunte con las palmerillas asomando.

SAGAR dijo...

Me encanta como usas la luz...!!!