domingo, 11 de octubre de 2009

CONFESIÓN

Tengo que confesaros una cosa. No soy como vosotros. No soy adicta a los cuadernos de dibujo. Yo no me vuelvo loca porque he dejado en casa el cuadernito gráfico. Eso sí, yo no salgo de casa sin mi cuaderno de pasatiempos. El cuaderno de dibujo es, en realidad, mi metadona porque:

ME LLAMO HELENA Y SOY SUDOKUADICTA


¡Ya lo he dicho! Este es el primer paso. Dejé los crucigramas clásicos por el crucigrama blanco. Enredé con otros pasatiempos para, por fin, engancharme al sudoku. Tiene muchas ventajas porque puedes adaptarlo a tus necesidades de autoestima. Que tienes un mal día y no te funcionan -como a mí hoy- las neuronas, pues uno facilito y te sientes la reina del mambo porque ¡oye! has resuelto ¡qué lista eres! el sudoku.


Lo malo es cuando tienes mal día y no has tenido en cuenta que ya sólo te queda el modelo difícil porque se te han acumulado días malos. Entonces no queda otro remedio:

ME LO DIBUJO ENCIMA

Y si alguien no tiene mejor cosa que hacer y quiere perder un poco el tiempo mirando y escuchando el crucigrama que inventé para el festival "En la frontera" del año 2005, que me pinche. Y quien no tenga ganas, pues... ¡que vaya a dibujárselo a otra parte!

5 comentarios:

enrique dijo...

Joer, pues yo nunca he hecho ninguno, per me están entrando unas ganas después de leerte que...

choni dijo...

jajaja que bueno!!!

Rubén dijo...

Te he pinchado y uffff, casi me da algo. Supongo que tiene uno que estar recién levantado, con la cara lavada y recién "peinao" para entender algo en ese maremagnum de crucigrama. Otro día lo intento de nuevo. Insistiré.

clara dijo...

Tambien puedes hacer SUDOKUADERNOS. O que te la suden los cuadernos, o los sudokus. Vuelvo del mar, la mar salada.

Helena dijo...

Rubén, el crucigrama animado lo colgó un amigo y tiene una calidad pésima (además de que es mi primera y casi única animación). Ahora que estoy más familiarizada con la informática intentaré subirlo con más calidad (aunque no con más claridad).

¿Además de salada morena, Clara?