lunes, 1 de septiembre de 2014

Cartographica minucia. Ayora



Dibujar lo pequeño como lo grande. Cambiar la escala y entregarse a la humildad de una charca levantina como quien descubre un mar. ¿Por qué no probar? ¡Hay que ver cuánto sucede durante dos horas y media en una minúscula poza de rambla!
Descubrir, al fin, que Kenneth Grahame sigue en el charquito de mi subconsciente y que no hago sino dibujar el mapa de “El viento en los pinos” que no el de sus sauces: No vino Mr. Toad de Toad Hall, pero tuve a Doña Rana del Barranco de la Hoya del Manco mirándome un buen rato mientras braceaba... Minucias, las de un forastero en Ayora.



11 comentarios:

Mikel Bergara Jauregi dijo...

Mágico, que mágico, sublime Maestro. Grande!

AnAis dijo...

De "minucias" tus dibujos tienen poco, porque son espectaculares
(aunque sigo pensando que el el boli que tiene truco y está "enseñao" :P )

Cristina Urdiales dijo...

Doctor Urumo, supongo?

Antonio MAESTRO MAGAZ dijo...


Antonio Maestro Magaz ¡¡¡ Buha.....¡¡ y yo haciendo mapitas del triangulo del Santo Grial ¡¡¡¡¡¡ Pedazo Trozo de Cacho de mapa ¡¡ Gamberro ¡¡¡

Luis Serrano dijo...

Me gusta más el planteamiento del dibujo que el propio dibujo que por otro lado es espectacular

Luis Serrano dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
clara dijo...

De lo bello a lo sublime,

Aurora Villaviejas dijo...

Pasada de las buenas!!!

Inmaculada dijo...

Ya te han dicho todo, para mi eres buenísimo haciendo cuadernos de viaje. !felicidades.

AnA dijo...

Me inspira esta cartografia de una charca, es espectacular el concepto, independientemente de tu técnica de la que estás sobrado!

Fusy dijo...

Los anteriores comentarios me han "robado" calificativos, aunque ayer tarde, de palabra y tomando una caña, se nos hizo la boca agua hablando de tus dibujos. ¡Qué suerte tenemos de que nos los enseñes!