lunes, 13 de mayo de 2013

Un palacio de Sevilla

La historia se repite una y otra vez.
Hace poco que ha vuelto a abrir sus puertas el Palacio de los Marqueses de la Algaba.
Una joya de mediados del siglo XV que varias generaciones han ido abandonando a su suerte.
Olvidado en su deterioro y su cuidado, nadie reparó en el desastre.
Cuando ya que no quedaba casi nada del palacio que en su día fue, alguien lo quiso rescatar y ha sido reconstruido por completo.
Parece que la restauración es, al menos, bastante fiel al interior original renacentista.
Se ha abierto hace muy poco al público como museo de arte mudéjar.
Entramos a verlo pero no pasamos del patio. El silencio nos deja allí atrapadas.
Dibujamos la luz del mediodía en las arcadas y la torre.
Nos miran solo los gorriones que pasan.

Palacio de los Marqueses de la Algaba. Sevilla.

4 comentarios:

Rincón dijo...

Guauuuuu...anonadado quedo. Me gusta como trabajas el dibujo a partir del tono medio del papel.

clara dijo...

¿Este es el que se iba a comprar Aurora?. Bien chulo, más el dibujo

URUMO dijo...

Y hay nueva etiqueta en el blog.

Aurora Villaviejas dijo...

Estoy intentándolo, Clara, pero no se por qué, tengo problemillas para que el banco me de la hipoteca... menos mal que siempre me quedará el dibujo... http://pintandoagua.blogspot.com.es/2013/05/la-vida-de-la-calle-feria.html