viernes, 4 de diciembre de 2015

Una mañana de sábado en la ribera.


Una mañana de sábado que no había quedado con ninguno de mis compás dibujantes, me apetecía dar un paseo y dibujar un poco. Baje hasta la ribera paseando y a la altura de la Almozara me acerque a la ribera y en una zona bastante boscosa encontré este tronco arrastrado por el agua, supongo en la última crecida, lleno de barro y bastante retorcido.