martes, 15 de diciembre de 2015

A Bombo y Platillo.


Un domingo más estuvimos a Bombo y Platillo en el C.C. Delicias, este  domingo tocaba Castelló Blanco, grupo brasileño. Es verdad que Brasil es la patria de la música como dice un amigo mío, una delicia oírlos. Tienen una voz dulce cálida envolvente, el portugués siempre me ha parecido un idioma cálido y dulce. Me pareció que quería comunicarse más con el público pero la falta de luces intermedias y no dominar el idioma del lugar lo dificulta, pero lo intento. Un placer estos conciertos, los vamos a echar de menos.