domingo, 1 de noviembre de 2015

INKTOBER.

El caso es que no sé como me he visto envuelto en este sinvivir durante todo el mes de octubre.
A finales de septiembre vi que algunos de mis facecolegas habían insinuado su participación en una especie de kedada que consiste en hacer un dibujo a tinta cada día de octubre y compartirlo en facebook. Su nombre Inktober, de ink y october, pero perfectísimamente rebautizada por Urumo, siempre tan avispado, y esta vez más, como Tintubre...¿a que es mejor?
Unos días antes estaba yo con un recorte de papel de acuarela de padre desconocido, de unos veinte centímetros de ancho y casi dos metros de largo, fabricando un cuaderno japonés (en Sourmenia se dice Kuaderno Acordeong, como ya informé en su día a Fernando); ingenuo de mi, creyendo que sería más cómodo para llevarlo conmigo y así podría dar a mis dibujos un aspecto como de continuidad, llevaba unos cinco años enrollado y cada vez que soltaba las pinzas con las que lo he sujetado saltaba como un muelle...Un poco de lado me ha llevado por esto y porque, al dar la vuelta para dibujar por detrás el grano no dejaba correr la pluma como a mí me habría gustado, pero en fin, ya no había vuelta atrás.
Todos los dibujos, sin dibujo previo, con: Pluma Sailor de 45º, Pentel de Tinta China y, en los últimos, cuando el papel lograba despacienciarme les he metido cuatro rayas con Pitt de FaberCastell.
La tinta, una de esas niponas de nombre impronunciable que no pondré aquí porque, aunque todo el mundo sabe que hablo y escribo el japones con fluidez asombrosa, muchos no lo entenderíais.
He pasado ratos inolvidables, como una mañana en el Retiro aprendiendo de Susana Lanau, noches en los que me ponía a las once de la noche para subir el dibujo antes de las doce (joer como si fuera Cenicienta) y entonces el dibujo era menos complicado; otros, con toda la tarde del sábado por delante, té con miel y música a tope, me daba igual estar dos horas que tres,...
En fin chicos, ahi van las fotos, como véis se van solapando; cada dibujo lleva puesto el día. Espero que os gusten.














6 comentarios:

URUMO dijo...

I ❤ Sourmenia.

clara dijo...

Continuum preciosuum y laboriosuum suurmenio . Cuanto bueno por Sourmenia.

AnAis García Burgos dijo...

Me quedé con las ganas de tu sapiencia nipona, rey...

Fantastiken, como no ;-)

Antonio MAESTRO MAGAZ dijo...

Brutalico.... maño, brutalico...¡¡¡

Fusy dijo...

Tan buenos los dibujos, como divertidos los comentarios!!!

Fernando Abadia dijo...

Ya le dije, que el Kuaderno Akordeong lo quiero ver desplegado. Estuve con sus colegas del Reino de Corroscón - en Sourmenio Carcasson- y me preguntaron que cuando iría por allí. Tienen construcciones que quieren que usted vea.