viernes, 1 de febrero de 2013

insomnio y revistas























Ultimamente no duermo bien, no respiro bien, no me siento bien y no entiendo la razón. Se dice que hay personas que no descansan bien porque saben que hay algo que les renconcome. Pero creedme, no es mi caso. ¿Por qué? Pues no lo sé, mi día a día es levantarme a las 9 de la mañana, ponerme a dibujar, parar para comer o cenar, y seguir dibujando hasta bien entrada la noche y me entra el sueño, pero entonces intento conciliarlo y entregarme a los brazos de Morfeo y me embarga la tristeza, entonces me levanto, me siento en la mesa de mi estudio, cojo una revista, de moda, de historia o de lo que sea, y sigo dibujando hasta que me duelen las manos y las lágrimas no me dejan ver ni la página que estoy rellenando.

No entiendo éste mundo, en serio. No entiendo cómo la gente puede aprovecharse así de la ilusión de una persona y destrozar todas sus esperanzas. Dibujo para vivir, vivo para dibujar, desde que era muy pequeña ha sido lo que más me ha gustado hacer, lo haga bien o mal, me da lo mismo, pero ahora mismo es mi sustento, mi medio de vida y mi razón para levantarme por las mañanas.

Quisiera no hacer caso a los desprecios que me brindan algunas personas, me disfrazo, me pongo una careta y finjo que no me importa, que sigo adelante, que soy más fuerte, que tengo un pincel y puedo pintar encima de todo ello, pero noche tras noche me levanto de la cama pensando en toda esa gente que me hace daño y les dedico mi tiempo y mi esfuerzo. Agarro una revista y dibujo sistemáticamente vomitando mi rabia sobre algo que no logro entender.

Disculpad mis palabras, he querido compartir mis desvelos con vosotros, desde que os conozco, hará ya 3 años, me habéis dado una inyección de ideas y de motivos para seguir adelante, de seguir dibujando y de enfrentarme a mis adversidades, aunque mis palabras sean tristes, pretendía daros las gracias porque sin saberlo, algunos de vosotros me habéis ayudado mucho.


5 comentarios:

Patrizia Torres dijo...

Jo, Morty, tu texto me ha sobresaltado. No tengo palabras de consuelo, pero ánimo porque los días malos acaban pasando. Tus dibujos emiten una fuerza tan grande que pronto te sacará a ti del atolladero. Un abrazo.

Morty Malriv dijo...

Si algo bueno tiene llorar por cualquier cosa, buena o mala, es que se le queda a una un cutis de bebé increíble, así que no hay mal que por bien no venga. Muchas gracias por tus palabras. Besos.

clara dijo...

Arte-Terapia. Tu mejor amigo...tu cuaderno. Pregúntale, tarde o temprano te dará respuestas. el dibujar es una actividad gratificante que nos permite crecer, aunque sea en páginas, pero crecer y llegar a algún sitio. No hay malos dibujos, son pasos hasta donde lleguemos, que será el principio del siguiente. Siempre habrá en un cuaderno un dibujo para salvar, y que te indique por dónde seguir. Prueba a vender ese, que querrás repetirlo. Así, hasta el infinito dibujable.

Anónimo dijo...

Me sorprendes, yo vi tus cuadernos y me parecieron estupendos, yo admiro mucho lo que haces. Animo que como decia cantinflas no hay mal que cien años dure ni cuerpo que lo resista. Un gran abrazo solidario. Miguel Horno

amparo dijo...

Vale, y ahora, ¿cuándo quedamos para dibujar? (;0)