jueves, 10 de enero de 2013

Barullo bicicletero

Siempre he odiado dibujar bicis. Con sus ruedas redondísimas y estrechísimas y sus miles de millones de radios y sus diferentes planos todos muy aplastaditos: pedal de este lado, cuadro, pedal del otro lado, la cadena delante, la cadena detrás... un infierno. Sin embargo antes de dibujar esto llevaba algún tiempo acariciando la idea, me apetecía. Sobre todo porque en algún momento dejé de ver en las bicis –dejaron de preocuparme– ruedas, radios, planos, círculos, redondeces, radialismos y dificultades infernales. Es más, como si me hubiera vuelto loco me apetecía dibujar mogollón de bicis y no una sola, digamos... un aparcamiento!
Elegí uno que se ve desde mi ventana, para qué ir más lejos. Por alguna razón el amasijo de tubos, cables, cadenas y otras metalurgias y plastiquerías se me antojaba mucho más interesante que las bicis. Como ya he dicho, no veía bicis (si así hubiera sido la cosa me habría acojonado y habría salido una mierda). No me preocupé mucho de ellas mientras dibujaba. Empecé por el candado que hay en el centro y fui abriéndome en espiral. Las bicis fueron surgiendo.
Luego me fui a casa y les puse colores vivos para que se distinguieran unas de otras.
Y ya está. 

BikeMess

9 comentarios:

Luis Serrano dijo...

No hay nada como despreocuparse para que los dibujos nos sorprendan. Me gustan tu montón de bicicletas

Rincón dijo...

Una pasada de dibujo

INMA SERRANO dijo...

A mi si que me gustan las bicis. Las tuyas más. Tus comentarios se habían ido a mi bandeja de spam... No se por qué será...

clara dijo...

Nadie diría que no te gustan. ¡Bien apuntado!

Juan Calderón dijo...

Para no gustarte te han quedado geniales.Creo que, a pesar de la complicación que tiene, lo has resuelto muy bien. Quizá por haberte desdpreocupado del resultado y es que a veces nos obsesionamos con hacer una maravillosa obra de arte en vez de disfrutar dibujando.
Saludos.

Miguel Herranz dijo...

Gracias a todos!

amparo dijo...

Me encantan, y el comentario también.

Santiago Ríos dijo...

Me gustan tus bicicletas y de embrollo nada

Tarsicio dijo...

Esto que comentas sobre la despreocupación del resultado, es para mí el principal desafío para ponerme a dibujar y es cierto lo que agregan en los comentarios. Los resultados están a la vista cuando terminas un dibujo "despreocupado". ¿Por qué será? Seguramente, una de las causas,en mi caso, fue la mala educación del dibujo que he tenido en la escuela.Uf.