sábado, 9 de noviembre de 2013

Tánger, Assilah y de vuelta a casa

Tenía ganas de sacar un ratico para, más que contaros el viaje, la experiencia en Marruecos organizada por la Fundación Tres Culturas, para agradecerles a los Cronistas de una y otra Orilla el que haya sido posible. Como siempre un ambiente cordial, divertido y entrañable. Un marco inigualable, un programa extenso y una compañía excepcional. Por no hablar de las viandas, aunque una y otra vez echábamos de menos la cervecita y el buen vino de nuestra Orilla. Estuvimos en Tánger y cuando todo el mundo se volvía para España mi hermana y yo nos planteamos escaparmos a Assilah, aún podíamos aprovechar una mañana más en la ciudad de Tánger, y Assilah no la conocíamos y nos la pintaban preciosa.
Así lo hicimos, y fue un acierto, un viaje completo. Un regalo que nos hicimos.
Es estupendo conocer culturas diferentes, donde lo que es lo mismo es el acto de dibujar en cuaderno y que ese gesto te sirva de saludo y presentación. Fueron muchos los encuentros y cordialidades que gracias al cuaderno nos hicieron el viaje y la estancia más sentida y humana. Desde el acercamiento, al respeto, la consideración, el halago, hasta la invitación y hospitalidad. Tenemos mucha suerte de tirar de cuaderno, desde luego en este viaje, sin él, hubiera aprendido y disfrutado la mitad.












Aquí más imágenes .

5 comentarios:

Fusy dijo...

Yo porque no hago turrones, que si no...¡el puesto entero!

Juan María Josa dijo...

envidiosillo que estoy, ...el último me entusiasma

Mikel Bergara Jauregi dijo...

nos conformaremos con ver vuestras estampas..fantásticos, me encantan

Antonio MAESTRO MAGAZ dijo...

Lo decía en otra entrada de mas arriba. Lo MALO de ir a estos rincones es que todos son atrayentes y no sabes por donde empezar, te quedarías toda la vida dibujando cualquiera de ellos.

Rincón dijo...

Para mi el primero...ufff