viernes, 1 de mayo de 2015

Seguimos en Saint Jean Pied de Port.

Seguimos pasando el día en este pueblo fantástico y llego la hora de comer, comimos en el parque, gracias al buen día que hacia, confraternizamos con el grupo vasco y francés, tomamos café y dimos una vuelta por el pueblo, otra más. Entonces fui a dar un paseo por el rió, la Nive creo que se llama, no dejaban de pasar  gente con mochila, peregrinos supongo, paseantes con perros  y algún transeúnte pero que estuvo poco. La verdad que el sitio era precioso, muy acogedor.