sábado, 22 de noviembre de 2014

Un pequeño paseo por L'Horta Sud


A pesar de todo, siempre es confortante darse una vuelta por los restos de huerta que quedan en los alrededores de Valencia.
Entre huertos yermos, alquerías abandonadas o semiabandonadas, convertidas en almacenes de lo más variopinto, , todavía tuvimos la suerte de que un martín pescador nos alegrase la mañana con su colorido y sus vuelos sobre el lago de la Rambleta






2 comentarios:

clara dijo...

Que calorcito luminoso nos acercáis desde Valencia. ¡Muy bueno!.

vicente tornero álvarez dijo...

Desde luego, por sol no será. Eso sí, agua ni una gota.