lunes, 19 de noviembre de 2012

Defensa de las Enseñanzas Artísticas ... en cuaderno



Creo que a un colectivo de dibujantes no le debe de ser ajeno. Creo que ha costado mucho que las enseñanzas artísticas dejaran de ser una "maría" o perteneciera a la educación privilegiada de los que podían pagarse las clases de piano, de ballet o de pintura. De los que tenían la suerte de acabar estudiando en París, o gracias al destino habían nacido en una familia con inquietudes artísticas o culturales. Todavía siento en mi cara la sonrisa que me iba de oreja a oreja cuando en el cole la profesora recayó en mi dibujo y me alentó a seguir garabateando porque era lo mío. Sonrisa que he visto a muchos alumnos cuando han sentido que se superaban en algo que les hacía sentirse bien, sobre todo, que les hacía sentirse ellos. Sonrisa que he visto cuando mis hijas han bailado, interpretado, tocado el violín o la flauta en un escenario o fuera de él. Sonrisa cuando hablan de un futuro entre lápices, partituras o velos de danza. 

TOCA GRITAR


  



 Seguro que en otras comunidades, en otras ciudades igualmente habéis sonreido y ahora sólo os sale gritar, así que os invito a que salgáis a gritar con el cuaderno. Que ya sabemos que rellenarlo no es perder el tiempo ,como dicen , ni despistarnos en nuestros quehaceres ... ¡HAY QUE WERT!.

3 comentarios:

amparo dijo...

Cuaderno cuando protestamos, claro.

Juan Mª dijo...

pero...¿no son ustedes mayorcitos para ir dibujando por ahí?

esta es una cita textual del ínclito ministro a un grupo de dibujantes urbanos, hay testigos y de fiar.

Rincón dijo...

La cultura nos hace humanos, el arte ennoblece y embellece la cultura y el dibujo, como decía Einstein, nos ayuda a entenderlo.