lunes, 12 de noviembre de 2012

Cuaderno Muaré (12. Valencia. Aquí hay dragones)


Siempre me gustó la frase y el modo de trazarla sobre el mar del pergamino.
La ignorancia y la esperanza del cartógrafo como parte del mapa...

El fabuloso  Drac de Gràcia de Miguel Herranz llamó a sus parientes valencianos.
La ignorancia esta vez es mía; como también la esperanza de que os gusten.




13 comentarios:

shiembcn dijo...

Puro espectaculo Urumo, como pones en duda que puedan gustar, me gusta hasta la fecha.

clara dijo...

Hay Dragones y mucho Arte. ¡Qué buenísimo eres!

elarmariodelanena dijo...

qué bonitas ilustraciones, un besazo

http://elarmariodelanena.blogspot.com.es/

Amparo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
amparo dijo...

Alfredo, buen trabajo.

Rincón dijo...

Excelentes...

URUMO dijo...

Muchas gracias amigos. Ya me han soplado dónde hay otros dos...

Cristina dijo...

Qué maravilla de páginas, y vaya estilazo con la tipografía. A mi siempre me han encantado los mapas con el "Here Be Dragons". Qué época tan espléndida la de los exploradores, desenterrando Troya o destapando mapa en el Africa más oscura.
Como respuesta, aunque probablemente lo conozcas, aquí va un Google Maps de época que me tiene entretenida últimamente: http://www.oldmapsonline.org/

amparo dijo...

¿Cuándo quedamos en valencia? Estamos deseando que nos los enseñes.

URUMO dijo...

¡Qué buenos los viejos mapas Cristina! ¡Para perderse en ellos!
Amparo, esperamos una "Visita Oficial" de Clara ¿verdad? No obstante tengo clarísimo qué dibujaría en compañía: El Mercado de Colón (imprescindibles prismáticos o monóculos de aumento para planos de detalle ;-)

Marisa O. dijo...

Todo magnífico, no falta detalle ni en la fecha. Te imagino en una vida anterior de monje miniaturista copiando bellos manuscritos.

URUMO dijo...

Gracias Marisa, también por el "alma vieja".

clara dijo...

Que se me olvidaba... ando aquejada de males del tiempo. sólo tengo claro el nombre, y no puedo asegurar ni fechas, ni posibles. Hago un intento, pero no digo ná...