sábado, 11 de febrero de 2017

En casa con cuaderno

Sigo echando horas en el hogar, y algún garabato cae. A falta de modelos tengo buenas vistas, pero imponen. Reflexiono sobre el dibujo, su dificultad y su atractivo y me encuentro inmersa en el paisaje reflejada en el cristal. A veces las casualidades no existen, es esperar respuestas a preguntas formuladas y tener una mirada distinta hacia las mismas realidades. Estoy en fase filosófica y un tanto transcendental. Como veis, me estoy rayando.




 

4 comentarios:

Meli M.Cano dijo...

No viene mal una temporadita de reposo físico, damos más cancha al intelectual y al espíritu que, a veces, están un poco constreñidos por la acción continua y las prisas. Disfruta de este lapsus.
Me encantan los dibujos.

URUMO dijo...

Bonitas rayas las que vistes.

Inmaculada Martin dijo...

Opino como los anteriores, el reposo va bien y los dibujos tienen fuerza...me gustan...sigue investigando, reflexionando, descansando y dibujando. besazos.

Raquel Gutierrez dijo...

Va bien un tiempo de ""recogimiento". Me alegra el fruto y me encanta, sobre todo, el primer dibujo. Abrazo