viernes, 24 de febrero de 2017

Apuntes imprevistos


Los dibujos que te salen sin previo aviso tienen un encanto especial. Un día estás con un trabajo muy meticuloso y, aburrido, cojes las acuarelas, te pones a dibujar y ves que las cosas encajan sin esfuerzo, como me ha pasado con esta acuarela de Charo leyendo. Es como un regalo del inconsciente  algo así.

6 comentarios:

Marisa Ortún dijo...

Gran verdad, pero si el insconsciente tiene buena mano, ayuda.

Pepa Torres Martinez dijo...

Me gusta, a mi también me pasa a veces dibujar desde el inconsciente y me gusta mucho, eso si no tengo tan buena mano como tú. Pero estoy de acuerdo son los dibujos con más fuerza.

Javier de Blas dijo...

Gracias por vuestros comentarios. Es cierto que la habilidad siempre da buena impresión, pero lo que más valor tiene es eso que sale sin que lo sepas, aunque esté "mal".

clara dijo...

Dominio del azar y del fluir. Una exquisitez. Delicada. Amorosa. .familiar. Hogareña y sentida. Un suspiro acuarelado. Regresar a la intimidad del cuaderno es como reencontrarte con un familiar ausente, sobran las palabras, basta con un abrazo.

Santiago Ríos dijo...

Preciosa acuarela Me recuerda a las de Nolde

Fernando Abadia dijo...

Flow o fluir: pasar del sólido al líquido... evitando pasar a lo gasesoso=caos. Fantástico