jueves, 12 de marzo de 2015

27 de Septiembre


27/02/2015
Hoy es fiesta nacional. Hemos ido a Smara, la wilaya (ciudad) donde se celebra la proclamación de la República Árabe Saharaui Democrática. En una gran esplanada, que es el centro social, es donde ocurre todo. En realidad está habiendo actos desde el día 24 en que llegué a los campamentos. Pero hasta hoy, preferí adaptarme a la vida cotidiana. Las cosas son tan diferentes aquí que cuesta hacerse con el norte.
El lugar estaba abarrotado de gente. Y hemos visto pasar a una cohorte de mujeres ataviadas con curiosos y vestidos negros cruzados por amplias bandas en X. Desfilaban bailando al son de un ritmo marcado por sus guitaar, que emplean saharauis y mauritanos. Los críos, en primera fila, lo pasaban en grande. Las chiquillas, guapísimas, con adornitos de colores a lo largo de sus rizos, a lo afro. En todo el mundo se ven atavíos de colores muy variados. Las mujeres envueltas en sus melhfaas y los hombres, en su mayoría de figura alta y atlética, dan a su darraa una caída muy elegante.
El final ha sido la presentación frente a la gaitun de las autoridades, de una gran pancarta en la que se denunciaba el espolio de recursos en los territorios ocupados.
Había también un montón de cooperantes que, como yo, curioseaban o documentaban los actos. Muchos, comprando recuerdos para llevar de vuelta.

Acabada la fiesta, hemos vuelto a Bundjur, a casa de Fatma, una amiga de Shabu, que nos invitaba a comer “maru u hut”.




5 comentarios:

Rincón dijo...

Que buenos Javier!!

Ginebra dijo...

Muy interesante tu crónica a través de los dibujos.
Todo mi apoyo para la República Árabe saharaui Democrática.
Saludos

Antonio MAESTRO MAGAZ dijo...

Que buen viaje y buenos dibujos ¡¡

Javier de Blas dijo...

Muchas gracias amigos. Esto es durillo pero compensa!

AnA dijo...

Javier, tus crónicas gráficas son como siempre estupendas...gracias por poner tu granito de arena, no dejando caer al pueblo saharaui en el olvido!