sábado, 19 de noviembre de 2011

La diferencia

Como muchos ya sabéis, trato a menudo con adolescentes.

Sus cabezas suelen estar distraídas en preocupaciones absurdas pero el problema que acarrea a esas edades el "ser diferente" es ancestral.

A Lucía le han puesto un aparato dental. Al principio estaba muy acomplejada con su boca pero ahora le encanta sonreir.

Sus brackes tienen colores que combina con su ropa.

Quiso que sacara en el dibujo que le hice en mi cuaderno su camiseta verde a juego.

Ha superado por fin el "trauma" que supone para ella el hecho de "ser distinta".


3 comentarios:

clara dijo...

Inma, estás muy equivocada... ahora l@s adolescentes que no llevan aparatos son los distintos, los raros. Lo de los colores es para que se les vea bien. Sino no tiene gracia el desembolso que hacen los padres...hay que lucirlo. En mi casa de tres, ya voy por la segunda.
Buen dibujo, y a sonreir con o sin...

INMA SERRANO dijo...

Anda, pues mira qué bien. Todos los días se aprende algo...

Juan Mª dijo...

es cierto, mi hija anduvo algo acomplejada por tener los dientes bien.
...de todas maneras , menuda edad!!

felicita a la modelo, que te ha mantenido tan bien la sonrisa