jueves, 16 de enero de 2014

PARADOJA EN UN CONVENTO DE MONJAS

Pues así es, yo cuando lo descubrí, también me pareció curioso que en la puerta de un convento hubiese dos señoras orondas con sus pechos al aire, pero claro, todo tiene su explicación, y esta es que esa portalada perteneció al PALACIO DE SORA que era la escuela Judía aledaña a la sinagoga más importante de Zaragoza y que estaba en la actual calle San Vicente de Paul y cuando la rehicieron recta hasta la ribera del rio Ebro, se tiraron casas y palacetes que por allí había, y esta portalada se salvo yendo a recalar en lo que hoy es el convento de las Hijas de la Caridad.
Sin tono de reproche ni peyorativo, ¡¡ Buenas son las monjitas para dejarse perder esta joya del Barroco Aragonés ¡¡ Saludos




5 comentarios:

clara dijo...

que jugo le sacas a ZGZ, cuánto aprendo contigo. Ni me había fijado en las señoras, ni en el convento. ¿En qué iré pensando?...

Antonio MAESTRO MAGAZ dijo...

Pues mira que cuando dibujasteís en San Juan de los Panetes estaba bien cerca ¿he?

Antonio MAESTRO MAGAZ dijo...

Seguire, seguire dando caña ¡¡ en lo que pueda jeje

Fusy dijo...

Paso por los mismos sitios, pero no me entero de las cosas y cuando me entero…¡no llevo el cuaderno!.
Gracias Antonio

clara dijo...

Ahora que lo dices, alguien me lo contó ese día. Mi disco duro se está saturando, menos mal que nos quedan TUS cuadernos.